EL REIKI FUNCIONA... ¿Pero?....

29.06.2013 13:40

    La técnica energética de Reiki funciona, ya que nos equilibra los chakras, nos equilibrar energéticamente y hace sentirnos plenos. Es una sensación parecida a quitarnos un gran peso de encima. A quitarnos una mochila llena de piedras enormes que nos hacen ir por la vida con pesadumbre... ¿Pero?...

    Este pero es más importante de lo que había pensado en un principio. Mi experiencia a día de hoy, no sé mañana, me dice que la técnica Reiki, efectivamente es una forma de vida saludable, pero puede llegar a obsesionarnos y crear falsas expectativas al respecto.

    En Reiki, tenemos unos principios básicos, donde el Profesor Usui hizo bastante hincapié, que son los cinco principios de Reiki... Solo por hoy, no te preocupes, Sólo por hoy no te enfades, Sólo por hoy, sé agradecido con lo que tienes, Sólo por hoy, vive honestamente y Sólo por hoy, sé amable con todo ser viviente... Estas frases, en algunas técnicas varían un poco, pero el mensaje es similar en todos. Pero, es aquí donde viene el gran follón mental que nos puede crear esta nueva forma de vida. En primer lugar nos entra en nuestra vida una elevación energética en nuestro Ser que no llegamos a entender, pero sí sentimos los cambios que la energía nos aporta. Nos explican, como nos debemos de comportar para llevar por el buen camino esta maravillosa sensación que viene, bajo mi punto de vista, de Dios. Porque algo tan grande y maravilloso, tan lleno de Amor, no puede venir de otro sitio. En el Amor incondicional no entran los juicios, odios, Ira, Rencor, y el largo etc que ya conocemos. Pero es nuestro programa mental, nuestro programa inconsciente, quien ha cogido toda la fuerza de nuestra existencia en todos estos años que hemos vivido en la dualidad más extrema. Entonces, nos encontramos con estos dos grandes colosos en nuestro interior, las palabras llenas de Amor y sensaciones de Amor, pero con el gran iceberg bajo nuestra consciencia que aparece una y otra vez para recordarnos que está también ahí con nosotros. ¿Cómo puedo convivir con estos dos colosos a la vez en mi vida?. Es imposible y nos hacemos muchísimo daño intentándolo. Voy a poner un ejemplo, que como en otros casos, se puede ver con mayor claridad.

    Si un niño de 45 años, si si, de 45 años, no me refiero al niño de edad, si no al niño interior, a la inocencia. Este niño a podido vivir en algún lugar donde el Amor incondicional lo ha mamado con toda naturalidad. Por tanto, es probable que su equilibrio energético sea perfecto. Que se desequilibre por cuestiones cotidianas y se equilibre con la misma naturalidad que en ese momento dado se desequilibró. En este caso particular, a esta persona la inician a Reiki. La explicación es la misma que a nosotros. El solo por hoy, para él será un trámite menos traumático que para otras personas, ya que su programa, en su aprendizaje del día a día, en la parte que no puede ver, en la parte inconsciente, no tiene almacenado tantas contrariedades a los principios de Reiki. Y su proceso por tanto, es posible, que sea más suave y como comentaba antes, menos traumático. No tiene que luchar tanto, es más, se afianzarán con más firmeza el Amor incondicional que ha mamado desde pequeño. Y se dirá.... ajaaaa, ya lo sabía... y encima me dan este regalo para ayudar desde mi Amor incondicional a los demás.

    Si otra persona de 45 años de edad. Y en este ejemplo no es un niño. Porque en este caso la inocencia o el niño interior lo ha perdido. Y digo perder, no desaparecer, porque nuestro niño interior está perdido, está escondido en una parte de nuestro Ser y nos llama en voz baja, porque el miedo le impide alzar su voz. Esta persona, ha pasado, pongamos más de 30 años de su vida, almacenando en su programa, miles de errores, miles de mensajes anti Amor incondicional. No es, bajo ningún concepto culpable de recibir dichos mensajes, es una víctima más de la evolución humana. Una víctima, entre comillas, de la mente colectiva. Es lo que me ha tocado vivir para poder crecer y para que el Ser Humano evolucione. Por tanto, son 30 años, 360 meses o dicho de otra manera 10.080 días almacenando y almacenando todo tipo de información. ¿ Pretendemos en un año, o en dos, o en siete años, enterrar definitivamente todos estos datos almacenados?. Os aseguro que muchos sí, pero todos es imposible.

    Aquí viene el quid de la cuestión. Si al hacernos Reiki sentimos el Amor incondicional, tengamos paciencia, mucha paciencia... No queramos seguir los principios de Reiki a raja tabla, porque seamos honestos, no lo sentimos, no es todavía nuestra verdad absoluta, es una ilusión, es un querer y no poder. Entendamos esta parte fundamental de nuestra evolución, tenemos un programa y tengamos la paciencia de desprogramar, porque si no estaremos en conflicto continuo con nosotros mismos, una lucha continua que nuestro Ser, nuestro niño, nuestra inocencia, no puede entender y le hacemos muchísimo daño.  

    Siento que este proceso debe de ser suave, despacio, pero con pasos firmes y seguros. La puerta de nuestro interior, donde está la paz interior, no se puede abrir de una patada, hay que encontrar la llave, o mejor dicho, buscar a nuestro niño y pedirle la llave.