RESPONSABLE 100%

21.09.2013 13:30

    Adminitir que somos responsables 100% de nuestra vida, es un hecho imposible para nuestro Ego, para nuestra mente pensante. Pero para nuestro corazón es posible, de hecho nuestro corazón sabe que somos responsables de nuestra vida al 100%.

    ¿Qué quiere decir responsabilidad 100%? Al loro lo que quiere decir... Reconocer que todo lo que nos sucede en nuestra vida no es culpa de nuestra mujer, de nuestro hombre, de nuestro compañero, del vecino, del profesor, del alumno, etc... sino solo nuestra... puuuuffffff, vaya idiotez, (estará ahora mismo diciendo tu mente, tu Ego), ¿verdad? Pues déjate sorprender con esta afirmación, porque cuando estés leyendo esta afirmación, estoy casi seguro que en tu pecho hay una pequeña presión ¿Y sabes quién es?... TU CORAZÓN... Tu corazón está leyendo la verdad, pero tu Ego que ha asumido su tanto porciento elevado de irresponsabilidad no quiere admitir esta realidad... Y no la quiere admitir porque desaparecería. Lleva toda la vida contigo y le asusta el hecho de que des un paso hacia esta verdad. Al Ego le asusta lo desconocido, lo que no puede controlar, lo que pone en peligro su existencia.

    En mis artículos anteriores hablaba del consciente, inconsciente y subconsciente. Te lo resumo en pocas palabras... Durante toda nuestra vida el subconsciente ha grabado y graba millones de datos, millones de megabites, de directrices, que en resumidas cuentas son datos. Datos que se graban de nuestras experiencias vividas, datos inculcados de nuestros mentores, padres, familiares, datos de nuestros ancestros, e incluso en el vientre de nuestra madre se graban emociones que nuestra madre estuvo sintiendo durante nuestra gestación. Y es por este motivo que cada persona vive una experiencia en este mundo de tres dimensiones, dependiendo de los datos que tenga grabados, es decir, distinto unos de otros. Es por este motivo, que todos y cada uno de nosotros somos exactamente iguales, con la diferencia de los datos grabados. ¿Acaso te crees mejor que una prostituta, drogadicto, violador, actor, político, director, etc, etc, etc... ? Pues te aseguro que no es cuestión de suerte, ni de casualidades. Cada uno de nosotros nacemos con un programa y con unos datos que vamos alimentando durante nuestra vida. Si hubieras nacido en el entorno de cada personaje que te he mencionado, no dudes que acabarías como ellos.... bueno, bueno, bueno... me puedo imaginar que tu Ego dice lo contrario, pero es así Ego, lo siento por tí.

    Ahora podría meter la figura de Dios, Universo, Fuente, divinidad, como cada uno lo quiera llamar. En mis datos, yo particularmente creo en Dios, porque cada día siento... (¡Ojo!... He dicho siento y no pensar... porque cuando lo pienso, dudo continuamente y no me lleva a ningún sitio.) Y siento, porque sigo utilizando una serie de herramientas que me hacen ver que la felicidad y el AMOR no están fuera de mí, sino en mí. Y de las herramientas que hablo no son herramientas físicas, herramientas externas, sino energéticas que provienen del todo y siendo yo parte de este todo caes en la cuenta de que no estoy separado de nada, ni de nadie. Esta afirmación te lleva a comprender entonces, que no soy más que nadie, pero sí más consciente que... ¿me seguís?... Si soy consciente de que mis datos, solo son eso, datos, pero que mi esencia, mi Ser es mucho más elevado que estos datos, tengo que empezar a asumir mi responsabilidad 100% de que soy perfecto en todo, solo mis datos son el "error" que impide que me exprese en el Todo. Porque en el todo no hay miedos, temor, ni rencor, solo hay Amor absoluto. No debo culpar más a nadie de mis circunstancia, porque son mis datos los que están hablando, no yo. ¿Os suena lo de YO SOY?. Pues bien, así es, YO SOY.

    Para ir tomando este hecho de consciencia, guíate por tu corazón... ¿Sabías que el corazón emite ondas energéticas 5.000 veces más potentes que la mente? Es un hecho probado científicamente y que Enric Corberá (Primer Diplomado en Biodescodificación) habla de este hecho en sus conferencias, confirmando también la existencia de neuronas en nuestro corazón. Escuchar al corazón, no es una utopía, solo hay que aprender hacerlo como todo en la vida.

    Para ello, déjate sentir con todas las herramientas que el universo pone a nuestra disposición para que las utilicemos y vayamos tomando consciencia poco a poco, cada uno a su ritmo, sin creer que podemos ser mejores o peores. Ya se trata de ser más consciente o menos consciente. O de ser responsables al 100% o responsables al 0%. Tu elijes, no los demás.

    Y no pienses que el escritor de estas palabras sabe más que tú, o que es más consciente que tú, no lo sé, te lo aseguro, porque sí fuera así no estaría escribiendo nada. Mi intención es hablar de corazón a corazón.

    Y recuerda que ningún día se parece a otro... Que sólo hay una persona capaz de hacerte felíz para toda la vida, y esa persona eres tú mismo...