UN PENSAMIENTO

21.06.2013 00:42

La cantidad de frases y comentarios que podemos llegar a leer. Bueno, antes que nada, voy a utilizar el pronombre personal, YO. Porque leo muchos artículos donde se utiliza el nosotros, o mejor todavía, el vosotros, excluyéndome o engañándome al dirigir la culpa al otro. ¿Qué sé yo, de cuantos se están cuestionando la vida que viven?. ¿Vosotros?, o me aseguro diciendo, YO. De esta manera, me siento más cómodo con lo que pongo, ya que parto de mi verdad y del punto de vista en el que veo las cosas.

     A veces veo la vida clara como el agua, con una luz y con una sencillez maravillosa. En esta parte de mi Ser, en esa parte que habita en mí en silencio, que me habla en susurros y con mucho amor y comprensión, que está enterrado entre escombros de miedos y dudas, voy sintiendo que poco a poco va desescombrándose, saliendo de esa oscuridad que empaña mi verdad. Pero sé que es un camino largo, pero con muchas satisfacciones e insatisfacciones, que en difinitiva se traduce como vida, como yin, yan, yun, fuera... Es igual...

    Cuando hablo de fluir y de aceptación, hay una parte de mí, que me habla en voz baja y puedo sentir el significado. Me dejo llevar y siento que tengo que reconocer que no está en mi mano los acontecimientos del día a día. Puedo planear el día anterior lo que puedo hacer al día siguiente, pero la vida ya tiene preparado otro plan para mí. ¿Pero cual?. Al hacerme esta pregunta, dejo de fluir y de aceptar, ya que mi Ego quiere saber cual es el plan. De esta manera no estoy aceptando, se me está llenando la boca de palabrería y no he puesto punto y final a lo que había acordado con mi Ser, que es fluir, aceptar.

    Pienso, que la mejor manera de estar en la totalidad, con el programa a cero y sin tantas preguntas mentales, es desprogramarme mentalmente. Porque mientras sigo haciéndome preguntas, es porque sigo cuestionando y justificando las cosas. No hay justificación, no hay preguntas. Podré leer millones de libros de Autoayuda, que sin práctica diaria son paja, son palabras vacías. No puedo ponerle el caramelo a mi Ser y quitárselo constantemente.

    Una amiga me dijo que había escuchado en un programa de televisión, que rellenar el cerebro de tanta información te lleva a mucha confusión. Enefecto.... Si leo y me lo llevo al mundo mental, estoy alimentando mi mente de más información. Si leo, estudio o aprendo varias técnicas y que al hacerlo me sirven para encontrarme mejor, serán válidos. Entre leer y practicar, no dudemos más y practiquemos.