CRANEOSACRAL PARA EMBARAZADAS

Durante los 9 meses de la gestación la madre experimenta multitud de situaciones a las que se tiene que ir adaptando y que pueden derivar en dolores en diferentes partes de su cuerpo como en el cuello, la cintura o la espalda, y también piernas cansadas o molestias viscerales por la recolocación del bebe.

Por ello, la terapia craneosacral para embarazadas es la opción por la que cada vez más mujeres optan para tratarse de todas estas consecuencias físicas. A las que hay que sumarle la gran cantidad de emociones de todos los colores que surgen en este tiempo. Y es que cada embarazo es diferente y aunque no sea el primero, no deja de ser una novedad para la madre, el padre y la familia.

La osteopatía ya es de sobra conocida, y desde el punto de vista de su vertiente craneosacral es llevada a cabo mediante movimientos suaves, indoloros y muy claros de percibir. Los resultados que se consiguen son inmediatos para la madre y para el bebé y, además, sin producir ningún peligro en ambos.

Y es que el terapeuta se deja llevar por el movimiento sabio del cuerpo de la futura mamá y su propio bebé, provocando movilizaciones en el interior de su organismo que realmente son necesarias para el reajuste del niño en el vientre materno.

 

Beneficios de la terapia craneosacral para embarazadas

Son múltiples las ventajas que ofrece la técnica sacro craneal para las mujeres embarazadas y también para el bebé. Entre ellas destacamos las siguientes:

  • Relajación física y mental
  • Expansión del cuerpo, pasando de la contención a la expansión, o lo que es lo mismo, a la recolocación corporal
  • Fortalecimiento de los músculos pélvicos y de la columna vertebral
  • Regeneración de la piel
  • Favorecimiento del parto natural. La madre aprende nuevas posturas que le ayudarán a que el hueso sacro se abra en el momento de dar a luz, a la vez que prepara al bebé para que esté más cómodo.
  • Disminuye la ansiedad y los cambios de humor
  • Recuperación del parto más rápida, tanto psicológica como física, tras el esfuerzo del alumbramiento

Cómo son las sesiones de craneosacral con embarazadas

Las sesiones de la terapia craneosacral para embarazadas uidan el más mínimo detalle para que la mamá esté lo más cómoda posible.

La terapia comienza con un testeo inicial de kinesiología que sirve de guía al terapeuta para saber las zonas prioritarias que tiene que trabajar o poner más foco.

Posteriormente, procederemos a la técnica sacro craneal biodinámica empezando por la zona prioritaria aparecida y se podrá seguir por las piernas, las rodillas, las caderas, el sacro, los lumbares, el torax, los hombros y las cervicales, hasta llegar a la zona occipital de la cabeza y todos los huesos y músculos de la misma.

La terapia craneosacral para embarazadas es toda una experiencia, tanto para la mamá que lo prueba como para el terapeuta.